24 may. 2011

Soy.

Por ti puedo ser lo que tu quieras. El viento que te despeina mientras caminas por la calle, esa mancha de carmín tras una noche de fiesta o incluso una canción rayada en tu iPod. Puedo ser sorpresas, lágrimas, besos, caricias, locuras, gestos, guiños de ojos. Puedo ser tu Melibea y tú mi Calisto. Puedo jugar con tus palabras y enredarlas entre mis dedos. Puedo ser sonrisas seguido de carcajadas con dolor de tripa incluidos. Puedo fingir que soy cualquier famosa, mientras me rio de lo patética que parezco. Soy todo eso y más cuando tú estas a mi lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario