2 jun. 2011

La vida no se mide por los momentos que respiras

sino, por los momentos que te dejan sin aliento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario